Menú Cerrar

Cinco ahorros significativos con sistemas de purificación de agua que aumentan la productividad en laboratorios clínicos

Milli-Q

Los innovadores equipos de purificación de agua Milli-Q aumentan la sostenibilidad y productividad de los laboratorios en procedimientos de diagnóstico clínico y análisis microbiológicos.

Uno de los procesos más importantes en la industria de la salud es la purificación de agua para los analizadores clínicos que se emplean en múltiples procedimientos de laboratorio.

En la actualidad, existe una amplia variedad de soluciones de purificación, sin embargo, en este abanico, la compañía alemana Merck, con los sistemas Milli-Q ha elevado los estándares para las soluciones de purificación de agua.

Como un aliado clave para los laboratorios clínicos y de pruebas microbiológicas, Merck está comprometido con reducir la huella medioambiental de sus productos y un camino para alcanzar esta meta es a través de la innovación tecnológica que ayuda desde reducir el consumo de agua y energía, hasta minimizar la utilización de plástico y eliminar los residuos químicos.

Un equipo típico de purificación de agua contribuye en su ciclo vital un 79% de potencial de calentamiento global durante su operación. En este porcentaje se contempla el gasto de agua y de electricidad. No obstante, las soluciones de purificación de agua de Merck garantizan un ahorro superior de ambos recursos. 

La compañía ha sido galardonada con el estado Platino de EcoVadis, ubicándola entre el 1 % de todas las mejores evaluadas en sostenibilidad y responsabilidad social corporativa.

Entendiendo este contexto, por medio de la tecnología innovadora de los sistemas Mili-Q, Merck brinda soluciones asociadas con impacto sostenible como, por ejemplo:

  1. Ahorro de agua:  gracias a su tecnología de filtrado, que impulsa la recuperación de agua a través de su membrana incorporada, se puede ahorrar hasta un 50% de agua durante el uso in situ de equipos Milli-Q, lo que equivale a aproximadamente 1200 L/día. 
  2. Ahorro energético: estos sistemas son capaces de ahorrar hasta el 30% de energía, lo que equivale a >500 kWh sobre el ciclo vital del producto. 
  3. Eliminación del mercurio:  Utiliza lámparas de UV sin mercurio y más compactas, lo cual permite sistemas de menor tamaño y reducir la cantidad de residuos peligrosos.
  4. Menos residuos químicos: con la tecnología de EDI Elix®  elimina residuos químicos al utilizar una pequeña corriente eléctrica para regenerar sus resinas de intercambio iónico. Además, no usa descalcificadores o cartuchos de acondicionamiento.

Estos ahorros significan también un aumento en la productividad en su laboratorio clínico, pues los sistemas de purificación de agua Milli-Q son fáciles de usar, gracias a su pantalla táctil inteligente y sus opciones de dispensación ergonómicas. 

A su vez,  los sistemas más recientes de la gama Milli-Q® CLX,  promueven las siguientes mejoras en comparación con los sistemas de la generación anterior:

  1. Menos papel, más soluciones en la nube: gracias a esta tecnología se ha logrado la gestión eficaz de los datos sin necesidad de imprimir, ahorrando hasta 1 millón de hojas de papel y 6 toneladas de CO2 cada año. 
  • Para todos los sistemas, puede accederse a los documentos fundamentales en red, en la memoria del sistema o a través de una memoria USB. 
  • Además, cuentan con un nuevo servicio digital, la solución virtual MyMilli-Q™, que permite almacenar con seguridad en la nube todos los documentos del sistema, reduciendo así aún más el desperdicio de papel y mejorando la trazabilidad.

Si desea conocer más sobre las innovadores soluciones de Merck y su portafolio de sistemas de purificación de agua complete el formulario de la esquina superior derecha.

Si está interesado en recibir
más información
llene el siguiente formulario.

Publicado en Merck

Reportajes relacionados